fbpx

¿Tienes dudas sobre por qué es un aceite de oliva Extra Virgen, Puro o Virgen?

A pesar de que el aceite de oliva actualmente es uno de los aceites que no faltan en nuestra alacena, es normal que en algún momento te hayan surgidos dudas sobre sus variedades, propiedades y usos y por lo tanto te hagas preguntas como: ¿Cuáles son las diferencias entre el Virgen, Puro y Extra Virgen?, ¿Cuál es el mejor?, ¿Estoy consumiendo el correcto? O ¿Estoy aprovechando sus propiedades correctamente? 

¡Debo volver a decir que es totalmente normal que pase esto! Efectivamente el aceite de oliva dependiendo de sus procesos y nivel de acidez tiene variedades distintas que muchas veces no hemos leído o de las cuales no nos hemos informado y con el tiempo las dejamos de lado y compramos el aceite de oliva que más nos apetezca, por su sabor, olor, diseño de marca, etc.

Pero por si quieres tener un poco más claro el panorama y conocer exactamente la diferencia entre sus variedades, como usar cada tipo de variedad y por lo tanto aprovechar adecuadamente sus propiedades, aquí te voy a contar un poco sobre ello.

1. Aceite de Oliva Extra Virgen
Es el aceite de mejor calidad, superior dentro de su familia. Este se obtiene de la extracción de las aceitunas recién cosechadas (las aceitunas pueden ser de diferentes variedades).

Se realiza un procedimiento mecánico buscando como resultado un sabor, color y olor únicos, sin imperfecciones, para llevarlo a tu mesa. Es prensado al frío.

Propiedades: 

  • Contiene vitamina E y K. – Lo que hace que prevenga la oxidación del colesterol malo LDL, lo que daría lugar a la aparición de placas arterioscleróticas, que impiden el correcto flujo sanguíneo a través del sistema arterial. Estas vitaminas favorecen la absorción de minerales como el calcio, el fósforo, el magnesio y el zinc que ayudan al mantenimiento de los tejidos blandos y óseos, la vista y al sistema inmunológico.
  • Polifenoles. – Poseen una acción antioxidante, previene el envejecimiento celular y también la formación de células cancerosas.
  • Grasas monoinsaturadas. – Ayudan a reducir los niveles de LDL (colesterol malo).
  • Ácidos grasos: Omega 3 y 6. – El Omega 3, ácido linolénico y el Omega 6 es un ácido linoléico. Ambos son ácidos grasos poliinsaturados y son esenciales porque nuestro cuerpo no los puede sintetizar y hay que obtenerlos a través de nuestra dieta diaria.

Sabor:
Intenso.

Acidez:
Su grado de acidez debe ser menor a 0.8.

Cómo usarlo:
Recomendable para todo tipo de platos terminados y como aliño de ensaladas.
También se recomienda tomar una cucharadita diaria para aprovecharlo. 

 

2.Aceite de Oliva Virgen
Este aceite tiene el mismo proceso de extracción que el extra virgen, por lo tanto, mantiene sus beneficios saludables, la única diferencia es su grado de acidez, lo que hace que tenga una pequeña variación en sus propiedades organolépticas (sabor, color y aroma). No llega a alcanzar la calidad de un extra virgen para ser catalogado como tal. Es prensado al frío.

Propiedades:
Tiene las mismas propiedades explicadas en la reseña del extra virgen en menor proporción.

Sabor:
Un poco menos intenso que el extra virgen.

Acidez:
Su grado de acidez debe ser menor a 2.

Cómo usarlo:
Del mismo modo que el extra virgen, se recomienda para todo tipo de platos terminados y como aliño de ensaladas. 

 

3. Aceite de Oliva Puro
El aceite de oliva a Puro es una mezcla entre el aceite de oliva virgen (50%) y el aceite refinado (50%). Este aceite refinado ha sufrido procesos químicos para hacerlo apto para su consumo y tiene menos antioxidantes y vitaminas como parte de este proceso. Pero, el no contar con las mismas propiedades que los vírgenes no significa que no sea saludable, debo hacer énfasis que sigue siendo un aceite de excelente constitución que nos aportará mayores beneficios para nuestra salud.

Propiedades:
Contiene las propiedades de un virgen en proporción a la cantidad que se haya utilizado en la mezcla que da paso a este puro. Pero, el puro nunca tendrá las propiedades distintivas de un aceite de oliva Virgen o extra virgen en su totalidad.

Sabor:
Suave. 

Acidez:
Su grado de acidez debe ser menor a 0.5.

Cómo usarlo:
Se recomienda para cocinar todo tipo de platos ya que al momento que entra en cocción no perderá sus propiedades (o las propiedades que poseen los vírgenes).

Compra aquí

Compartir esta publicacion


Abrir chat
¿Necesitas ayuda?